sábado, 14 de marzo de 2009

mojar anzuelos


ya casi adaptado a la rutina (algo que odiamos pero necesitamos)sigo con las vacaciones que no extraño demasiado.
En Villa gesell se puede pescar en el mar o en algunas lagunas cercanas. En el mar hay 3 opciones, pescar desde la playa, en el muelle o embarcarse en un gomon, también llamado semirigido.
Desde la playa las posibilidades son las de pescar cero(la mas segura)uno o dos peces en 3 o 4 horas, mientras contemplamos el mar. De noche, al atardecer o al amanecer. Las especies pueden ser corvina, pescadilla, rayas, melgachos, bagres y algunas mas.
En el muelle las posibilidades apenas aumentan pero también el contacto con otros pescadores, demasiado cercano.
y pagando a un guia que nos lleve en su lancha, la pesca en 1 o 2 horas aumenta mucho. Lo negativo es estar en medio del mar subiendo y bajando con las olas , y el riesgo de volcar al entrar y salir.
Opte por la primera, no pesque nada pero disfrute del mar con tranquilidad.

13 comentarios:

Duquesa de Katmandu dijo...

Ay, me hizo acordar cuando hacía de esposa y acompañaba a pescar nada a la playa....
Me gustan las playas de Gesell (esas alejadas del sur, con pocos seres humanos).

beso de pez,

Los dibujos de Hache dijo...

Excelente elelección.

El Jardinero del Kaos dijo...

Tal vez lo mejor sea la paz que me da la pesca, el fin de semana que viene parto a pescar al salado, lo mio es el rio.

un abrazo

PICOCUE PICUA dijo...

Solo una vez disfrute realmente pescar, era niño pekeño y con un mojarrero (palito pedorro, tanza y anzuelo enlombrizado) sacaba un pez tras otro, era increible, yo estaba al borde, en General Belgrano, y sacaba muchos, no muy grandes, mas bien de medianos a pekeños pero era genial, lamentablemente el resto de las veces q fui de pesca, bodriazo total.
(hubiera estado bueno q pescaras en lancha, de ultima, te ponias flotador y si caias al water, no t ahogabas)


Manda el guion cuando kieras ok?!?!
aca: iaccarino@live.com.ar

un abrazo


(tiene blog SEDES?!?!?! si tiene pasamelo me interesa chusmear, una vez tuve entre mis manos un ejemplar que edito, una revista, tipo librito, q contenia varias historietas, bastante lindas)

Un abrazo EXITOS !!!!

sonoio dijo...

creo que deberían haber pueblos especificamente de pescadores
pero en argentina no hay
ayer durante un almuerzo ese fué el tema principal
un abrazo

Lucaso dijo...

Hola viejo, gracias por pasar por mi blog y avisarme de la fecha, tengo un amigo camionero que es de Berazategui, y justo estoy de vacaciones el 21... Guarda que no aparezca por esos pagos...
Un abrazo che!

liferose-mariqui dijo...

pasate a recoger el premio que tienes en mi blog y disfruta de el!! un bsooo

Paula de Bera dijo...

Me pasó como a Duquesa, me trajiste esos recuerdos. De los peces que nombraste, no probé ninguno. En Gualeguay, pescamos raya, y se la dimos a los dueños del lugar donde nos alojábamos, porque ellos la comían como milanesas.
Comí carpa (bien condimentada) y dorado.
No soy buena pescando, pero ver el mar o un río, un lago, me relaja, me da paz.
Muchas veces recurrí a eso, buscando tranquilidad.
Besotes!!!

M.Eugenia dijo...

La pesca.. esa mezcla de relax y estres, sobre todo cuando no pescas nada.
Saludos

salvadorsanz dijo...

ya estar en la playa es lo mas, y si encima te traes un bicho,increible, confirmado!!, despues de nocturno llega NIPPUR el errante!! juajua!!
abrazo

"Allerastur" dijo...

Así se hace, ese es el truco, lo contentos que se han quedado los peces que alimentaste y la de gracias que te habrán dado sus amigos.

Lo normal en este tipo de pesca en España suele ser el mismo final, muchos incluso la practican con vuelta del pez a su entorno, para volver a empezar. Pesca sin muerte es algo cada vez más extendido por acá, incluso zonas enteras donde es obligatorio devolverlo al agua.

Extranjera dijo...

Nunca he ido de pesca y de hecho soy alergica al pescado y todo lo demas q venga del mar, pero siempre he poensado que a la gente que pesca le va mejor en la vida. Toda la paciencia que hay que desarrollar, perder el temor al silencio, la soledad... Quizas algun dia acompane a alguien a pescar.

Sandra Pasquini dijo...

A muchas personas le produce una especial tranquilidad pescar y no es otra cosa esta paz, que la introspección lograda en el silencio, en la quietud de la naturaleza y la inminencia del agua, el agua calma ánimos.
Y en este caso las playas de Gesell son definitivos paraísos.