domingo, 7 de noviembre de 2010

ey vos


La neblina del amor brota por ese lugarcito.

La lucidez de un despertar, oscurecida por esa fosforescencia de muerte, se acerca adyacente al pájaro de la verdad.

7 comentarios:

Allerastur dijo...

Algunos cambios en el tiempo que hace que no pasaba.

Singular pensamiento.

José A. García dijo...

A todos nos llega el momento...

Saludos

J.

Duquesa de Katmandu dijo...

Ah, las adyacencias tienen ese no sé que...

beso,

Joe dijo...

J-lo, la que gusta de matar bebes focas para hacer tapados, linda mina, ojala que la plata le alcance para pagarse los remedios.

jlg

sonoio dijo...

hmmmmmmmmmmm el amor críptico!


abrazos mr oenlao

Joe dijo...

Gracias, loco!

jlg

oenlao dijo...

Gracias por pasar, Joses.

Dukesa adyacente..

Abrazos, Ariel.