martes, 11 de agosto de 2009

Heroe?


En la novela sobre héroes y tumbas, entre otras historias, se cuenta el final del general Lavalle.
Un jinete valiente e invencible. Culpable de alguno de los miles de desastres políticos que abundan en la corta historia de la Argentina.
Dice Sábato, "después de ochocientas leguas de retirada y de derrota, de dos años de desilusión y de muerte. Una columna de ciento setenta y cinco hombres miserables y taciturnos (y una mujer) que galopan hacia el norte, siempre hacia el norte. Dice el coronel Pedernera: Oribe ha jurado mostrar la cabeza del general en la punta de una pica, en la plaza de la Victoria. Eso nunca habrá de suceder, compañeros.
http://www.timeline.es/figmes/f_feb06.htm

17 comentarios:

Paula (Bera) dijo...

Hace poco leí sobre Lavalle, el final que tuvo pero de ahí a héroe...
Bien el signo de interrogación!!

oenlao dijo...

tal vez era un heroe para algunos. No para sabato, seguramente.

sonoio dijo...

lavalle fué un gran soldado!
y luego cumplió con las miserias de otros

abrazos

Lucaso dijo...

Amigo, mañana me pongo a dibujar así termino cuanto antes y te lo paso.
Un abrazo y gracias por tenerme en cuenta.

Dragon de Azucar dijo...

¿Estas justificando a Lavalle (cuya estatua en capital federal fue levantada frente a la casa de los Dorrego) o a Sábato?

Saludos

Corto Maltes dijo...

La verdad es que esa novela me cautivo de principio a fin y si Lavalle era lo que era o no es cuestion de documentarse e informarse para sacar conclusiones. Yo no se nada de lavalle, pero no puedo dejar de repetir ¡Que novela!

oenlao dijo...

sintesis perfecta, Sonoio.

vamos todavia, lucaso.

No simplemente aprecio a sabato y la valentia. en serio lo de la estatua? no sabia, dragon.

de acuerdo en todo, corto.

El Jardinero del Kaos dijo...

Por que no?
A veces los heroes tienen sus defectos (y enormes)Lavalle tiene cosas para admirar otras completamente atroces, pero bueno para ser heroe hay que ser villano tambien.
gracias por tenerme en cuenta en vuestro proyecto.
un abrazo. pronto estaré respondiendo.

oenlao dijo...

correcto. en eso pensaba.

Duquesa de Katmandu dijo...

Qué lindo ese libro. Uno de mis preferidos.
Coincido con Corto Maltés y agrego: me importa poco la historia de Lavalle (y la de Dorrego y la de Rosas, también).

beso y no será hasta la re-elección de Obama

Dragon de Azucar dijo...

Si, en la plaza Lavalle, de capital federal. El terreno de la plaza y una de las casas (sobre la calle Lavelle), fueron de la familia Dorrego hasta 1850 apróx, cuando murió la última descendiente de la familia

Lucas L. Aime dijo...

hola oenlao! no, no me llegó el mail... lucasaime@hotmail.com

oenlao dijo...

muy interesante.

oenlao dijo...

ya lo mande devuelta.

Lucas L. Aime dijo...

ahí respondí (no lo publiques :p)

oenlao dijo...

que boludo que soy lo publico y despues lo leo.

envidia cochina dijo...

Gran dibujo...
Leí la novela (es buena, sobre todo lo de los ciegos).
Salud!
Matias B.